El 10% de la energía primaria mundial proviene de la biomasa

22 Mar

La biomasa está tomando una fuerza increíble como estrategia renovable a nivel mundial, ya que se vio que la utilización de residuos orgánicos como fuente de energía puede ser algo abastezca una gran cantidad de personas, especialmente en los países menos afortunados y de menor desarrollo en el mundo.

Se estipula que cerca al 10% de la energía primaria del mundo es proveniente de fuentes como leña, madera y otros biocombustibles y elementos producidos por las plantas, los animales y el consumo directo del hombre. Se asegura que estas actualmente son transformadas y utilizadas por un tercio del consumo energético mundial.

Es fácil predecir que continentes como el asiático, el africano y el latinoamericano son los principales consumidores de electricidad provenientes de fuentes de este tipo, ya que son ellos los encargados de la fabricación de elementos derivados de estos recursos y son ellos los que poseen más cantidad de recursos naturales, los cuales pueden ser utilizados como energías renovables.

Actualmente se calcula que 2.000 millones de hogares están utilizando electricidad para su diario vivir en los continentes anteriormente mencionados y se deduce que más del 10% del consumo mundial está siendo destinado para cultivos, mientras que el 25% en temas de ganaderías y procesos relacionados con los animales.

El único problema que se ha encontrado con este tipo de residuos, es que la mala utilización de este puede llevar a los países y a sus habitantes al caos y a la catástrofe, ya que pueden causar problemas de deforestación, lo que causaría un impacto negativo gigantesco en el medio ambiente.

Así que es necesaria la educación y el aprendizaje profundo de cómo utilizar correctamente estos recursos para la generación de energía eléctrica, por lo que un buen desarrollo tecnológico, una correcta infraestructura y una perfecta planeación de cómo aprovechar la biomasa, puede llevar a los países a mejorar las condiciones medio ambientales, a crear un estatus de mayor desarrollo, a impulsar el mercado de manera internacional y a ayudar a los menos favorecidos en el territorio.

Así que se espera que para los próximos años, esta aplicación de energía renovable proveniente de la biomasa sea estructurada correctamente para reducir la emisiones de CO2 entre un 55% y un 98% a nivel mundial, restableciendo los niveles del medio ambiente ayudando a la disminución de residuos en el planeta tierra.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *